(787) 723-8347
o (787) 721-2160 Ext: 3454

HogarVideosGalería de fotosArtículosEventosCursosFAQRecetasSobre nosotrosEnlacesContactos

Búsqueda

Suscríbete

Apúntate a nuestra lista de emails para recibir los artículos y eventos más nuevos por email.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Cómo sé si mi bebé está recibiendo suficiente leche?
  2. ¿Es normal que mi bebé amamante tan frecuentemente?
  3. ¿Cómo deben ser las evacuaciones de mi recién nacido?
  4. ¿Cómo debo interpretar el llanto del bebé
  5. ¿Cómo logro calmar a mi bebé con llanto o cólico?
  6. ¿Puedo amamantar mientras tomo medicamentos?
  7. ¿Qué debo hacer si tengo los pezones adoloridos?
  8. ¿Cómo debo almacenar la leche materna?
  9. ¿Qué bomba de extracción me recomiendan para extraerme la leche?
  10. ¿Cómo podré continuar amamantando una vez regrese a trabajar?
  11. ¿Qué es la candidiasis?

Respuestas

  1. ¿Cómo sé si mi bebé está recibiendo suficiente leche?

    Sabes que tu bebé está recibiendo suficiente leche si:
    • Se ve alerta, contento y su llanto es fuerte
    • Está mojando de 5 a 8 pañales y evacuando un mínimo de 2 pañales en 24 horas
    • Tus senos se sienten más suaves luego de cada alimentación


    [ Volver a preguntas ]


  2. ¿Es normal que mi bebé amamante tan frecuentemente?

    Al principio los bebés lactan de unas 8 a 12 veces por día. Los bebés recién nacidos se echan unos 30 a 45 minutos en tomar el pecho. Ofrécele el primer lado unos 25 minutos y el segundo lado todo el tiempo que el quiera. Mientras más vaya creciendo el bebé, menos tiempo se tomará. Cada vez que das el pecho tu cuerpo produce leche. Mientras más des el pecho más leche tendrás. Para aumentar tu suministro de leche durante los primeros días dale el pecho a tu bebé cada 2 a 3 horas. Si el bebé te pide el pecho cada hora o cada media hora puedes dárselo. No es necesario darle al bebé formula o agua, tu leche es suficiente. Tu bebé está recibiendo suficiente leche si moja de 5 a 6 pañales y evacua por lo menos 2 pañales en un día (es muy normal que tu bebé evacue en cada tetada).


    [ Volver a preguntas ]


  3. ¿Cómo deben ser las evacuaciones de mi recién nacido?

    La primera excreta de tu bebé es de color negro o verde oscuro y de consistencia chiclosa, espesa y pegajosa y se llama meconio. Esta excreta la vemos en las primeras horas y ya para el tercer día usualmente cambia a un color amarillo mostaza. Las evacuaciones de un bebé lactado se convierten entonces en líquidas y amarillosas y pueden ser tan frecuentes como tras cada alimentación durante el primer mes de edad. El patrón de evacuación en los primeros días también nos alerta si tu infante está ingiriendo una cantidad adecuada de leche o no. Los infantes exclusivamente lactados tienden a tener unas evacuaciones que no apestan y de consistencia suave. El tipo de excreta nos permite muchas veces en nuestras consultas distinguir sin problema cuál es el infante exclusivamente lactado.


    [ Volver a preguntas ]


  4. ¿Cómo debo interpretar el llanto del bebé

    Todos los bebés lloran y, si interpretamos correctamente el llanto de nuestro bebé, podemos responder mejor a sus necesidades y así controlar la frecuencia de estos episodios. La presencia de hambre, sueño e incomodidad porque el bebé tiene el pañal sucio son las principales causas remediables del llanto. Otras causas comunes son el dolor, las reacciones de las vacunas, la inmadurez del sistema gastrointestinal, las y alergias o intolerancias a las proteínas de la leche artificial.

    En casos de llanto continuo y severo, el episodio se llama cólico. En ciertas ocasiones es imposible distinguir entre el cólico y la irritabilidad normal de algunos infantes al terminar el día. Este fenómeno de “cólico nocturno” es muy común entre las tres y doce semanas y algunos estudios nos describen que hasta 85% de nuestros pacientes presentan uno o dos horas de agitación y llanto entre las 5 y 9 de la noche. Esta situación tan a veces desesperante es sólo parte del desarrollo normal de los bebés. Ya para los tres meses de edad la mayoría de los infantes pueden aprender a calmarse por sí solos y estos episodios disminuyen o desaparecen.

    La definición del cólico no ha cambiado nada en los últimos cien años. Se describe al niño con cólico como aquél que llora con mucha fuerza y en paroxismos o ataques. Su cara luce roja y se puede tornar hasta pálida y violácea si los ataques son prolongados y severos. La barriga luce distendida, dura y llena de gases. Sus extremidades están frías y las piernas encogidas y las manos se agitan en agonía.


    [ Volver a preguntas ]


  5. ¿Cómo logro calmar a mi bebé con llanto o cólico?

    Los siguientes son los diez pasos más eficaces para calmar a tu bebé:


    1. No corras, toma una respiración profunda y tranquilamente observa si tu bebé se logra calmar por si solo. Si lo logra, llegaste a la meta sin sufrir ya que ésta es la culminación del evento.

    2. Súbelo a tu hombro. Desde esta altura se pueden ver mejor los alrededores. Mientras se acurruca en tu cuello puedes hablarle suavemente y calmarlo.

    3. Usa el sillón. También puedes mecerlo en tus brazos o en una mecedora automática de bebé.

    4. Aliéntalo a chupar. Algunos bebitos no se cansan de chupar. Sólo se calman cuando se chupan el dedo, las manos, el puño, su muñeca, la mamadera, o el pecho. Puedes ayudarlo a que se encuentre sus propios dedos.

    5. Envuélvelo en una frisa como si estuviera vendado. La restricción de movimiento lo calma.

    6. Ponlo en posición de bandeja. Esto es, cógelo entre brazos y paséalo boca abajo con el vientre hacia el piso.

    7. Usa un cargador o rebozo — el llamado cangurito — donde lo cargas y calientas mientras caminas.

    8. Colócalo en tu pecho desnudo (una solución muy buena para el papá). Es una posición que lo ayuda a relajarse y dormirse.

    9. Cambia de escenario. El caminar por el patio, pasearlo en coche, o pasearlo en el auto puede actuar como sedante. No te desesperes si al volver a casa y ponerlo en su cuna vuelve a llorar. Al menos tuviste tiempo para recuperarte.

    10. Usa sonidos que calmen. Aquéllos sonidos que se asemejan a los latidos que escuchaba dentro de la matriz lo van a tranquilizar. Éstos pueden venir de la aspiradora, la secadora, el blower, y el carro. La música clásica de Mozart o la que tu escuchabas cuando encinta también puede apaciguarlo.


    En fin, usa la técnica que te funcione y utilízala hasta que el bebé se canse. Poco a poco lograrán esa armonía que tan solo dura unos varios días. Desde ahora en adelante tu vida promete ser excitante..


    [ Volver a preguntas ]


  6. ¿Puedo amamantar mientras tomo medicamentos?

    La mayoría de los medicamentos — con o sin receta — se pueden tomar sin peligro durante el amamantamiento. Aún las madres que por alguna condición, como epilepsia, diabetes, o alta presión, necesitan tomar medicamentos a diario pueden amamantar. Te sugerimos que consultes de antemano con tu pediatra los medicamentos que estás tomando.

    Para minimizar la exposición del bebé al medicamento se recomienda que tomes el medicamento justo después de amamantar. En el ejemplar de Pediatrics de enero de 1994, la Academia Americana de Pediatría publicó una lista de medicamentos que usualmente son compatibles con el amamantamiento:

    • Acetaminofén

    • La mayoría de los antibióticos

    • Medicamentos para la epilepsia

    • Una cantidad moderada de alcohol (una gran cantidad de alcohol puede causar mareos, debilidad y pobre ganancia de peso en el infante)

    • La mayoría de los medicamentos para la alta presión

    • Aspirina (con cautela)

    • Cafeína (cantidades moderadas en bebidas y alimentos)

    • Codeína

    • Ibuprofén

    • Insulina

    • Medicamentos para la tiroides



    Nunca se deben tomar los siguientes medicamentos mientras se amamanta:

    • Sustancias radioactivas, tales como Gallium-69, Iodine-131, Technetium-99m, usadas en pruebas diagnósticas. Tras usar estas sustancias, la madre debe descontinuar el amamantamiento temporeramente, sacarse la leche para mantener el suministro y descartarla.

    • Bromocriptine (Parlodel), usado para el tratamiento del mal de Parkinson, ya que disminuye el suministro de leche de la madre.

    • Medicamentos de quimioterapia para el cáncer. Al igual que estos medicamentos atacan células cancerosas en el cuerpo de la madre, pueden atacar las del bebé y hacerle daño.

    • Ergotamine (para migrañas): Causa vómitos, diarrea y convulsiones en los infantes.

    • Lithium: Pasa a través de la leche materna y se acumula en la leche y en el infante.

    • Methotrexate (para la artritis): Puede suprimir el sistema inmune del infante.

    • Drogas ilícitas: Algunas drogas como la cocaína y el PCP pueden intoxicar al bebé. Las anfetaminas, la heroína y la marijuana pueden causar una variedad de síntomas como irritabilidad, pobres patrones de sueño, temblores y vómitos. Los bebés se vuelven adictos a estas drogas. [Referencias: FDA Consumer Magazine (October 1995).]



    [ Volver a preguntas ]


  7. ¿Qué debo hacer si tengo los pezones adoloridos?

    Aunque el amamantamiento no debe doler, si es normal sentir los pezones sensitivos los primeros días luego del parto, mayormente al comienzo de la tetada (cuando la succión del bebé estira el tejido del pezón y de la areola). Esta sensitividad temporera usualmente desaparece una vez baja la leche, alrededor del tercer día, siempre y cuando el bebé esté colocado correctamente. Aparte de esta sensibilidad de los primeros días, no es normal que te duelan los pezones mientras amamantas. Usualmente es la mala colocación del bebé en el pecho lo que causa dolor en los pezones. En la mayoría de los casos los pezones adoloridos, agrietados o sangrantes se alivian una vez el bebé es colocado correctamente (la barriga del bebé hacia la barriga de la mamá; el bebé tomando la areola y no solo el pezón).

    Puedes untarte un poco de tu propia leche luego de la tetada y dejarla secar al aire libre, ya que tu leche tiene propiedades antibacteriales que te protege de infecciones. También puedes usar un ungüento que sea seguros para el bebé, tal como la lanolina pura, ya que no tienes que removerte éste para amamantar. Este ungüento también ayuda a aliviar el dolor. Aunque no es necesario destetar al bebé debido al dolor en los pezones, si el dolor es tanto que no soportas amamantar puedes extraerte leche cada 2 horas por unos 20 minutos y dársela a tu bebé, preferiblemente sin utilizando un gotero, jeringuilla, cuchara o tacita, y no la botella.


    [ Volver a preguntas ]


  8. ¿Cómo debo almacenar la leche materna?


    Los siguientes pasos te servirán de ayuda para almacenar la leche materna:


    • Debes comenzar lavándote las manos antes de extraerte la leche.

    • Utiliza envases limpios para almacenar la leche. Puedes usar botellas plásticas, de cristal o las bolsas plásticas hechas especialmente para almacenar la leche. No se recomiendan las bolsas desechables económicas, ya que estas se rompen fácilmente.

    • Trata de utilizar leche materna más fresca posible, ya que ésta satisface mejor las necesidades de tu bebé. Si congelas la leche, trata de usar primero la que lleva más tiempo.

    • Congela la leche materna en porciones de 4 ó 5 onzas; así se te descongelará más rápidamente y no desperdiciarás tanta leche si tu bebé no termina la botella.

    • Puedes unir leches que hayan sido extraídas en diferentes ocasiones siempre y cuando se encuentren a la misma temperatura (ambas frías de nevera o a temperatura ambiente). También puedes añadirle leche a envases que ya contienen leche congelada, siempre y cuando la leche que estés añadiendo esté fría de nevera y la cantidad que le vas a añadir sea menor que la cantidad congelada.

    • En el clima tropical de Puerto Rico la leche materna dura entre 4 y 6 horas a temperatura ambiente.

    • La leche puede permanecer en la nevera hasta 5 días, pero si la vas a congelar, esta no debe estar más de 2 días (48 horas) en la nevera.

    • En el congelador (o “freezer”) de tu casa, la leche puede durar alrededor de 4 meses. En un congelador industrial puede durar hasta un año.

    • Puedes descongelar la leche materna dentro de la nevera. Toma unas 12 horas en descongelarse. Si la necesitas de inmediato puedes descongelarla bajo de la pluma (o grifo) de agua. La leche descongelada no debe volverse a congelar y debe utilizarse durante las próximas 24 horas.

    • Puedes tibiar la leche debajo de la pluma (o grifo) de agua tibia o dentro de una taza (o cacerola) con agua tibia. No uses agua caliente, ya que ésta destruye los componentes inmunológicos de la leche materna. Tampoco uses el microondas, pues éste cambia los componentes de la leche, y puede sobrecalentar la leche de tal forma que ésta cause quemaduras en tu bebé.

    • Toda leche que sobre en la botella luego de alimentar a tu bebé debe descartarse.




    [ Volver a preguntas ]


  9. ¿Qué bomba de extracción me recomiendan para extraerme la leche?

    Puedes extraerte leche ya sea con la mano o con una bomba de extracción manual o eléctrica, sencilla o doble. Para las madres que por alguna u otra razón tienen que separarse de sus bebés por un gran período de tiempo (ya sea por enfermedad de la madre o el bebé, trabajo, viaje, etc ... ) usualmente recomendamos una bomba de extracción doble, ya que estas extraen la leche más rápidamente, cortando el tiempo de extracción a la mitad. A continuación te describiremos las diferentes bombas de extracción que recomendamos:


    • Lactina Double Pump Set
      La Lactina es la máquina eléctrica de doble extracción que tenemos disponible para alquiler en Proyecto Lacta. Incluye una máquina manual con ajuste de succión muy útil cuando no hay electricidad. Es ideal para cuando la mamá y bebé tienen que separarse un buen tiempo.

    • Pump In Style
      Combina en una bolsa atractiva una máquina de doble extracción, 4 botellas plásticas con su tapa, elementos para mantener la leche fría, adaptador para poder utilizarla en el auto, y máquina manual con ajuste de succión para cuando no hay electricidad. Es la favorita entre las mamás que amamantan y trabajan.

    • Mini Electric
      Esta máquina de extracción sencilla es como tener tres bombas extractoras en una. Se puede utilizar con baterías, con electricidad y manualmente. Utiliza un ciclo de chupar y soltar parecido al del bebé.

    • Spring Express
      Esta bomba extractora manual sencilla provee un método sencillo y económico de extraer y almacenar la leche materna. La succión se puede ajustar fácilmente.

    • Pedal Pump
      Este equipo de extracción manual de doble extracción trabaja con el movimiento del pie para facilitar un bombeo doble. Utiliza un solo muelle en el cilindro de la bomba extractora, lo que facilita aún más el uso de la misma.



    [ Volver a preguntas ]


  10. ¿Cómo podré continuar amamantando una vez regrese a trabajar?

    Las siguientes recomendaciones te serán de gran utilidad para continuar amamantando una vez regreses a trabajar:


    • Habla de antemano con tu patrono sobre tus intenciones de continuar amamantando una vez regreses al trabajo.

    • Planifica en qué lugar dentro de tu trabajo podrás extraerte la leche. Este debe ser un lugar limpio y privado, que tenga una silla cómoda. Si planeas utilizar una bomba de extracción eléctrica, busca un lugar con acceso a electricidad. De no haber nevera en tu lugar de trabajo, puedes utilizar una nevera portátil de hielo.

    • Comienza a extraer y a almacenar tu leche alrededor de 3 semanas antes de irte a trabajar.

    • Trata de almacenar 6 onzas de leche diariamente para ir acumulando tu banco de leche ... en 10 días ¡tendrás 60 onzas!

    • Muchas madres encuentran que es más fácil extraerse de un pecho mientras amamantan del otro.

    • No te frustres si al principio no te extraes mucha leche...esto es normal. Con el tiempo y la práctica lograrás extraerte mucho más.

    • Algunas madres se extraen igual o mayor cantidad de leche al usar sus manos que al usar una bomba extractora de leche. La extracción manual es totalmente gratis ya que no necesita de ningún equipo especial.

    • Puedes comprar o alquilar una bomba de extracción doble, de alta calidad. Las bombas extractoras más pequeñas por lo general no tienen la capacidad de sostener a largo plazo el volumen de leche necesario.

    • Al usar la extracción doble, se vacían ambos senos a la vez y una sesión de extracción tarda sólo 20 minutos. La extracción doble también aumenta los niveles de prolactina, lo cual ayuda a mantener tu producción de leche.

    • Comienza a dejar a tu bebé con la persona que lo va a cuidar mientras estés en el trabajo. Empieza con cortos períodos de tiempo. Esto ayuda a que tu bebé y la persona que lo cuidará se acostumbren uno al otro.

    • Considera regresar al trabajo a mitad de semana y no al principio, es decir, un miércoles en lugar de un lunes, por ejemplo. Esto te ayudará a sentirte menos cansada y, por tanto, a preocuparte menos por encontrarte lejos de tu bebé.

    • Amamanta a tu bebé por lo menos una vez antes de salir para el trabajo. Si te es posible amamantar a tu bebé durante la hora de almuerzo, hazlo. Si no es posible, trata de extraerte la leche al menos 3 veces durante tu horario de trabajo.



    [ Volver a preguntas ]


  11. ¿Qué es la candidiasis?

    Las infecciones de cándida, un hongo que afecta las bocas de los bebés y los pechos de las mamás, pueden convertirse en una amenaza a la continuación del amamantamiento, ya que esta infección puede provocar un intenso dolor en los pezones de la mamá. Se ha encontrado en algunos estudios que la terapia con antibióticos y el hongo vaginal son algunos de los factores que predisponen la piel a la cándida. Cuando hay una infección de cándida, la madre se queja de un intenso dolor en el área de los pezones y/o del seno. Muchas mujeres utilizan la palabra “ardor” para describir su dolor. Algunas mujeres experimentan un dolor que les atraviesa la espalda, además del dolor en los pezones. Otras señal de que la madre o el bebé sufre una infección de cándida es la apariencia blanca de las membranas mucosas en la boca del bebé. Las infecciones de cándida en el pezón de la madre y en el área del pañal del bebé tienen un aspecto color rojizo.

    Todavía no existe una prueba de laboratorio que indique cuándo es que una colonia de cándida que normalmente habita en la piel se ha convertido en una infección invasiva. Es por lo tanto apropiado tratar tanto a la madre como al bebé con fungicidas en base al síntoma principal, el dolor en los pezones de la madre. Este dolor intenso debe ser resuelto lo más pronto posible para evitar un destete prematuro. Si tu médico ya te ha confirmado una infección de cándida, te ofrecemos a continuación unas sugerencias para disminuir la propagación de ésta:


    • Lavar tus manos bien es importante.

    • Usa las toallas de baño sólo una vez y luego lávalas.

    • Las toallas y otras piezas de ropa que estén en contacto con el hongo deben lavarse en agua bien caliente (sobre 122º F o 50º C). Si es posible, déjalas secar al sol.

    • Utiliza un sostén limpio todos los días.

    • Hierve todos los aditamentos que hayan estado en contacto con la boca del bebé — bobo, mamaderas, juguetes de dentición — y todo lo que haya estado en contacto con la leche materna — componentes de la máquina extractora de leche, caparazones de seno, toallitas de seno de tala, y aún el sostén — por 20 minutos, una vez al día.

    • Luego de una semana, desecha todas las mamaderas y bobos y compra nuevos.

    • La congelación no mata el hongo, así que dale al bebé la leche extraída dentro de las 24 horas de su extracción mientras dure la infección de cándida. Si la leche materna se almacenó en el congelador durante un episodio de cándida, se puede hervir para matar el hongo.

    • Se pueden utilizar una solución de ¾ taza de cloro en un galón de agua (ó 2 cucharadas de cloro en 2 2/3 tazas de agua) para desinfectar las superficies del cambiador de pañal, los muebles de bebé y sus juguetes. Pásales un paño con la solución de cloro, enjuágalos y déjalos que se sequen al aire libre.

    • Si no se nota mejoría en la infección de cándida, la madre puede tratar de reducir de su dieta las azúcares y los productos lácteos. Algunas mujeres reportan que le ha sido de ayuda añadir a su dieta acidófilo, ajo, zinc, y vitaminas B (de otra fuente que no sea la levadura).



    [ Volver a preguntas ]


Los más comentados...

Videos Recientes


Próximos eventos

Curso de Manejo y Promoción de la Lactancia Materna

8:00 am – 4:00 pm Lunes 27 y Martes 28 de agosto - Parte de Agosto Mes Mundial de la Lactancia

Leer »

Clase Prenatal

Ver Días -

Desde las 10:00 a.m. a 11:00 a.m. en las siguientes fechas

  • 4 de enero de 2013
  • 1 de febrero de 2013
  • 1 de marzo de 2013
  • 5 de abril de 2013
  • 3 de mayo de...

    Leer »

    Breastfeeding Grandrounds 2012

    Jueves, 2 de agosto 8:00 am - 11:00 am - Breastfeeding Grandrounds 2012 - School of Public Health University at Albany State University of NY Parte de Agosto Mes Mundial de la Lactancia

    Leer »



Hogar - Videos - Galería de fotos - Artículos - Eventos - Cursos - FAQ - Recetas - Sobre nosotros - Enlaces - Contactos

© 1994-2017, Proyecto Lacta